El dióxido de carbono no es un gas perjudicial en sí mismo. De hecho, es necesario para la vida. A través de la fotosíntesis, los árboles y las plantas lo utilizan para alimentarse… Fuente: wwww.elconfidencial.com

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información